Escuchar el texto más menos Enviar por email Imprimir




Información actualizada el lunes, 18 de febrero de 2013. Carmen Ayuso Torregrosa

ALUMNOS DE RELIGIÓN VISITAN LA BASÍLICA DE LA ALMUDENA DE MADRID

FOTO

 

El 6 de febrero 59 alumnos de religión, María Arranz, Jesús Carlos Sastre, tutores respectivamente de 1º ESO C y 1º de ESO A, y Antonio, el conductor, fuimos de excursión a Madrid. En todas las excursiones de religión hay tres componentes: el religioso, el cultural y el lúdico. Este año en el apartado religioso íbamos a ver la basílica de la Almudena; en el cultural, el Palacio Real; y en el lúdico, el musical Sonrisas y Lágrimas.

En el autobús íbamos viendo la película de Sonrisas y Lágrimas para que se fueran familiarizando con la música los que no la conocieran. Al entrar en Madrid Antonio nos iba explicando los monumentos y edificios más importantes y Óscar Cano, Pablo Romero, y Iván Santamaría, alumnos de 1º de ESO A y B, nos los iban contando por el micrófono. Al pasar por la mezquita de la M-40 Pablo dijo: “a la izquierda la mezquita de los años 40”. Había dicho lo que había entendido y nos hizo reír.

Comimos en el parque de El Retiro. Hacía sol y aunque soplaba el aire la temperatura era agradable. Algunos alumnos se montaron en las canoas y comprobaron que remar no era tan fácil como pensaban. La canoa daba vueltas pero no se movía del lugar en el que estaban. Los del primer ciclo no pudieron alquilarlas por ser menores y se montaron en una barca que durante quince minutos les dio una vuelta por el lago.

Después fuimos a visitar la basílica de la Almudena. Allí nos llamaron la atención porque hacíamos ruido. Tenían razón. Pero 59 chicos entrando todos a la vez no pueden ser silenciosos. Estuvimos 45 minutos. Algunos hicieron fotos de las distintas capillas; otros se sentaron en los últimos bancos para admirar el techo. A la salida nos hicimos una foto de grupo. Al día siguiente pusieron una bomba, que gracias a Dios no explotó. 

No pudimos ver el Palacio Real, aunque la visita estaba concertada desde noviembre, porque tres días antes mandaron un fax diciendo que había un acto oficial.

Nos recogió el autobús y nos llevó al teatro Coliseum, y allí les dejamos un rato de tiempo libre que aprovecharon para ir de compras y tomar algo. Les habíamos dicho que en el musical, al ser un espectáculo en directo y no un cine, no se podía comer ni tomar nada. Cuál no fue nuestra sorpresa al ver un puesto de palomitas en el mismo teatro. Nosotros intentando educar y….  

Lo que más les gustó del musical fue el cambio continuo de decorados y la conocida canción de las notas: “Don es trato de varón….”

Las alumnas de 2º de Bachillerato me recordaron el año que fuimos a ver el musical Los Miserables, y el susto que me llevé cuando en taquilla me dijeron que no habíamos reservado nada y que no podíamos entrar. Y no era para menos; 1.500 euros pagados quince días antes y que te dijeran eso. Afortunadamente se arregló y ahora me río al recordarlo. Otros alumnos comentaban que el musical de El rey león era espectacular y que por qué no habíamos ido a verle en lugar del de Sonrisas y Lágrimas. Les contesté que la entrada de El rey león, en la misma zona del teatro en la que estábamos, costaba 46 euros y Sonrisas y Lágrimas, 25.  

Al salir de Madrid Antonio nos llevó a ver el Santiago Bernabéu que estaba iluminado. Hasta los forofos del Barça reconocieron que estaba precioso y recordamos que el día 5, Cristiano Ronaldo había cumplido 28 años.

Lo más gratificante de la excursión, además de lo mucho que les gustó, fue su responsabilidad en cumplir a rajatabla los horarios. En los dos ratos de tiempo libre los profesores llegábamos para dar ejemplo cinco minutos antes de la hora, y los chicos ya estaban allí. Por eso les compramos para rifar un CD de Sonrisas y Lágrimas y dos tazas con el logo del musical. A Yago Bello de 1º de ESO A, y a Sara Aparicio de 1º de Bachillerato de Ciencias les tocaron las tazas, y a Isabella Martín de 2º de Bachillerato de Ciencias, el CD.

Con la nieve nos retrasamos más de lo previsto y llegamos a las 3 de la mañana. Aprovecho para reiterar mi agradecimiento a María y Jesús Carlos, que aceptaron  acompañarme desde el primer momento que se lo dije, porque al día siguiente había clase y la mayoría de los alumnos, que no hicieron huelga, estaban a las 8.30.

El conductor nos felicitó porque, en las dos paradas que hicimos, los chicos habían dejado las mesas limpias y sin nada tirado por el suelo, y el autobús había quedado razonablemente limpio. A nosotros no nos sorprendió. Es que son alumnos diferentes. Son los alumnos del Diego Marín Aguilera.

 

 

María José de la Fuente

Profesora de Religión

 

FOTO

« ALUMNOS DE FRANCÉS DE 2º, 3º Y 4º DE... BURGOS Y EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA... »